Impuesto a los combustibles líquidos. Pago a cuenta del Impuesto al valor agregado.

  • Posted by gmiani
  • 24 noviembre 2012
  • Blog

Si bien el Impuesto sobre lo combustibles puede tomarse como pago a cuenta de IVA, en caso de existir un remanente este no reviste naturaleza de saldo de libre disponibilidad, por lo cual no es factible su cesión a terceros ni la compensación con otros tributos.

Corte Suprema de Justicia de la Nación, “Dota S.A. c/Administración Federal de Ingresos Públicos- Dirección General Impositiva”, sentencia del 23 de Octubre de 2012.

Hechos: La Sala III de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal confirmó lo resuelto por el juez de primera instancia en cuanto había hecho lugar a la acción declarativa de certeza y resuelto que, de acuerdo con lo dispuesto por el art. 15.1.1. de la ley del impuesto sobre los combustibles líquidos y el gas natural, el remanente de lo pagado por él y utilizado como pago a cuenta en el IVA reviste naturaleza de saldo de libre disponibilidad en este tributo.

Tras distinguir el "saldo técnico" del "saldo de libre disponibilidad" en el mecanismo del art. 24 de la ley del IVA, puntualizó que el artículo incorporado a continuación del art. 15 de la ley de Impuesto al Combustible asignaba al remanente el carácter de "pago a cuenta", y añadió que se trata de un ingreso directo y que, por lo tanto, resulta de libre disponibilidad para el contribuyente, en los términos de la ley del IVA, pudiendo cederse a terceros responsables y/o a su compensación en los términos de los arts. 28 y 29 de la ley 11.683.

Disconforme con lo decidido, la demandada interpuso recurso extraordinario.

La sentencia: Adhiriendo a lo dictaminado por el Procurador, la Corte revocó la sentencia apelada.

La Corte dilucidó la inteligencia del agregado al art. 15 de la ley 23.966, que permitió a quienes prestasen el servicio de transporte automotor de carga tomar como pago a cuenta del IVA el 100% del Impuesto al Combustible contenido en las compras de gasoil efectuadas en el respectivo período fiscal, y autorizando a que, si quedase un remanente, pudiera ser trasladado a los períodos fiscales siguientes de IVA hasta su agotamiento.

Así las cosas, dedujo que la norma no hace alusión a que la suma pagada en concepto de Impuesto al Combustible pueda ser tomada como "crédito fiscal" en el IVA ni que pueda originar un "saldo de libre disponibilidad" en él. Antes bien, establece una suerte de beneficio fiscal, consistente en que si el contribuyente tiene un saldo a pagar en sus declaraciones de IVA, el monto del lmpuesto al Combustible puede emplearse para imputarlo a la cancelación de esa deuda. En caso de que no tuviera ese saldo deudor, no podría hacer uso de esta franquicia en ese período fiscal.

De admitirse la pretensión de las actoras, el párrafo que indica que el remanente de dicho cómputo "podrá trasladarse a los períodos fiscales siguientes, hasta su agotamiento" estaría de más, puesto que no hubiera hecho falta que el legislador estableciese la posibilidad de emplear el remanente en períodos sucesivos, y en este sentido, se dejaría de lado el ineludible principio hermenéutico por el cual no cabe presumir la inconsecuencia o falta de previsión del legislador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Todos los derechos reservados 2014. Desarrollado y optimizado por RS Marketing Online